Coliflor asada con ajo-perejil

coliflor.jpg

Si me llegan a decir, hace 7 años, que compraría, cocinaría y comería voluntariamente, disfrutando incluso, coliflor, hubiese llamado al manicomio más cercano para acusar a quién fuese, de locura.

Aunque, también es cierto, que si le llegan a decir a mi madre, que sería vegana, que mi comida favorita serían los espárragos, las setas/champiñones, el brócoli y las espinacas, yo creo que directamente, se muere del ataque de risa.

Y aquí estamos, a mis 27 años, riéndonos por whatsapp, de las vueltas que da la vida.

Y es que al final, las decisiones que tomamos (y sobretodo, las que no tomamos) condicionan nuestra vida.

Decidí probarlo todo. El NO ya lo tengo. Y si sospecho que no me va a gustar al natural, pues vamos a darle toques que sepamos que nos gustan.

DETESTO la verdura hervida. Así, acuosa, sin gracia.

Así que siempre cocino al horno o a la plancha. Si me apuras, al micro.

Sí, incluso la coliflor o el brócoli. Le añado un poco de aceite, salteo, y luego añado algo de agua (muy poca), tapo, y dejo cocinar 5minutos. (Es, prácticamente, como hacerlo al vapor)

Me gustan las cosas crujientes :D

Esperaba que ésta coliflor quedase más crujiente, pero aún así, quedó riquísima, como guarnición o entrante.

Ingredientes:
– 1 coliflor grande limpia, y cortada en trozos del tamaño de entre una castaña y un ciruela
– 1 cda sopera de margarina eco derretida
– 1 cda sopera de aceite de oliva virgen extra
– perejil fresco picado al gusto
– ajo en polvo
– sal y pimienta

Procedimiento:

1. Precalentamos el horno a 240ºC.

2. Disponemos sobre la bandeja de horno, papel de hornear, y encima, la coliflor cortada.

3. Mezclamos la margarina + AOVE + Perejil + ajo al gusto

4. Con ayuda de un pincel de cocina, pincelamos todos los trozos de coliflor. Sal-pimentamos y horneamos 20-25min.

5. Podemos pasarlas por la sartén al acabar para que queden algo más crujiente (no necesitarán más aceite)

Crema de zanahoria y cebolla con leche de coco

20160822_214809.jpg

La verdad es que ésta receta la comimos en Agosto. Bien fresquita, hasta de postre entraba bien.

Al fin y al cabo, tanto la zanahoria, como la cebolla, como la leche de coco pueden usarse en un primero, en un segundo y en un postre.

Se puede comer fría, del tiempo o caliente. Y mejora mucho con hierbas aromáticas picadas por encima (cebollino, perejil, albahaca)

Ingredientes para 6 raciones:
– 6 zanahorias generosas
– 2 cebollas dulces
– agua
– 1/2 vaso leche de coco cremosa
– 1/2 vaso leche de soja sin azúcar
– sal y pimienta

Preparación:

1. Pelamos las zanahorias y las cortamos en 5 o 6 trozos.

2. Pelamos la cebolla y la cortamos en cuartos.

3. Ponemos la zanahoria y la cebolla en una olla mediana y movemos bien para encajar en el fondo toda la verdura. Cubrimos con agua filtrada y ponemos a hervir, con la olla tapada, durante 20-25min o hasta que esté hecha. Si vemos que se evapora mucho el agua, id rellenando, poco a poco. No interesa que quede muy acuosa.

4. Con ayuda de una procesadora ( yo usé mi Optium G2.1) lo procesé todo junto con las leches vegetales, sal y pimienta y quedó en apenmas unos segundos, súper fina y deliciosa.

La verdad es que la Optimum G2.1 es una maravilla.

Contactaron conmigo hace unos meses para hacerme embajadora de la marca, pero como he tenido el blog inactivo por vacaciones no os he podido hablar de ella.

El falafel se hace en apenas unos segundos. Viene con una bolsa para hacer tus propias leches vegetales. Las cremas, purés y salsa se hacen en apenas segundos y quedan siempre finísimas.

Y se limpia sola! Echas agua, un poco de jabón o zumo de limón para eliminar grasas, vuelves a colocarla tapada y dejas que la potencia de la turbina limpie sola. Pasas un poco de agua y un trapo y listo.

Enamorada me hallo!

Salsa de tomate 🍅 casera

Sí, es una receta básica, pero mucha gente (especialmente pacientes) me la piden.
Yo personalmente, le pongo cebolla dulce o puerro, y un poquito de pimiento rojo. Podéis obviar cualquiera de los dos, pero le dan cuerpo y sabor a la salsa.

Ingredientes para 800ml de salsa:

– 1 cebolla dulce grande

– 500gr de tomates de pera maduros con o sin piel (al gusto)

– 1 pimiento rojo pequeño

– 3 dientes de ajo grandes

– 6 cdas soperas de aceite de oliva virgen extra

– 2 cdas soperas de perejil seco o un puñado grande picado de perejil fresco

– 1/2 vaso de vino blanco

– sal y pimienta al gusto

– 1cda sopera de panela, azúcar moreno etc (para corregir la acidez)

– 1 o 2 cdas soperas de pimentón dulce (no ahumado ni picante) ya que aportará ese color rojo intenso.

Procedimiento:

1. Yo usé el pimiento asado que hice la noche anterior al microondas para acelerar el proceso de cocción, pero si no, podéis empezar picando la cebolla y el pimiento, calentar en una sartén antiadherente el aceite y sofreír a fuego lento tapando la sartén, para que se cueza y sofría a la vez. Lo dejaremos unos 7-10min removiendo de vez en cuando.

2. Cuando ya esté casi hecho (veréis que la cebolla se pone transparente y el pimiento está más palido, más naranja) añadiremos el ajo picado. Taparemos y dejaremos otros 5min más sofriendo.

3. Añadimos entonces el tomate triturado, el vino blanco, el pimentón, mezclamos bien y dejamos cocinar tapado a fuego lento 10min,removiendo de vez en cuando.

4. Ya debe estar casi listo (el tomate es algo más espeso y ha cambiado de color). Pasamos el contenido de la sartén o de la olla a un vaso de turmix y trituramos con el perejil, azúcar, sal y pimienta.

Comprobamos de sabor y rectificamos si es necesario.

Y ya tenemos nuestra salsa lista. Podéis congelarla, o bien envasarla en un tarro de cristal previamente esterilizado (sumergirlo en agua hirviendo al menos 5 minutos, previamente lavado con jabón) y después de rellenarlo, cerrarlo herméticamente al vacío mediante baño María. De este modo, tendréis tarros a temperatura ambiente, de salsa casera.

Espero que os guste 😛

Coca de forner

wp-image-1792899797jpg.jpg

Cuando era pequeña me encantaba esta receta. Luego descubrí que era vegana!
Es muy fácil de hacer. Lleva pocos ingredientes y tiene un ligero sabor anisado que me recuerda a las tortas de anís y aceite de oliva.

Cómo siempre os digo: la repostería, por muy casera que sea, es para ocasiones especiales. No la hagáis porqué si y luego os paséis la semana comiéndola por miedo a que se eche a perder. Podéis congelarla o compartirla.

Ingredientes para una coca mediana:

– 250gr de harina de fuerza (yo use mitad fuerza mitad integral)
– 150ml de agua tibia
– 5gr de sal
– 10gr de levadura fresca (se venden en muchos supermercados en la zona de refrigerados)
– aceite de oliva virgen extra
– azúcar (yo usé moreno)
– anís dulce
Procedimiento:

1. Mezclamos la harina con la levadura desmenuzada y la sal.

2. Añadimos el agua tibia y mezclamos hasta conseguir una masa.

3. Amasamos dentro del recipiente hasta homogenizar al máximo.

4. Pasamos la masa a una superficie limpia y lista que previamente habremos enharinado y amasamos durante 10min. Finalmente hacemos una pelota y la colocamos en el recipiente que hemos usado, tapándola con un paño de algodón. Y dejamos que doble su tamaño. (en verano es más rápido)

5. Una vez haya doblado su tamaño, volvemos a amasar 5 0 10 minutos y finalmente le damos forma de coca (alargada y muy plana) y colocamos sobre la bandeja de horno. Tapamos y dejamos levar de nuevo.

6. Mientras vamos preparando un pincel de silicona, aceite de oliva y mezclamos anis con azúcar.

7. Cuando la masa haya subido, podéis pintar la superficie con aceite de oliva y seguidamenre con abundante anis con azúcar. Pasaos con el anis si os gusta porque el alcohol se evaporará y quedará todo su sabor.

8. Horneamos unos 15-20min a 250ºC hasta que vemos que la masa se dora.

Et voilà! Mirad que maravilla.

wp-image-1517095608jpg.jpg

Arepas rellenas

qrepas.jpg

Hace un mes fuimos a cenar a un sitio de arepas aquí en Barcelona, y quedé enamorada de éste sencillo plato que puedes rellenar de lo que quieras.

Consiste en hacer una masa con una harina pre-cocida de maíz y, originalmente hay quien la hace con agua o con leche. Yo usé leche de soja para aportar más proteína y con ello, algo más de consistencia. INSISTO ANTES DE QUE LE DE UN PATATUS A ALGUIEN: esta es MI forma de hacerlo. Cada uno que barra como quiera en su casa.

Cada uno puede rellenarlo como le convenga, pero en casa optamos por un poco de soja texturizada gruesa macerada, aguacate, tomate y un poco de queso vegano. En éste caso el queso vegano fue comprado, porque fue un poco improvisado, pero creo que la vegadelfia le quedaría FETÉN

Ingredientes para 8 arepas:
– 400gr de harina de maiz pre-cocida (Yo usé ésta)
– 550ml de leche de soja sin azúcar ni endulzantes (yo usé yosoy) TIBIA
– 2 cdas soperas de aceite de oliva + cantidad necesaria para tostar
– sal y pimienta al gusto
– un poco de agua

Para el relleno: 

– 80gr de soja texturizada gruesa en crudo
– sazonador para pollo asado del mercadona
– aceite
– 1 cubito de caldo de verduras
– agua
– verduras y queso vegano al gusto

Procedimiento relleno:
1. Ponemos a hervir 1/2 L de agua con el cubito de caldo de verduras y un poco de sazonador. Cuando rompa a hervir añadimos la soja texturizada y dejamos cocer 8min.

2. Colamos la soja y calentamos aceite en una sartén para dorar la soja con más sazonador. Una vez hecho reservamos.

Procedimiento masa arepa:

1. Disponemos la harina de maíz en una ensaladera grande y añadimos un poco de sal, aceite, pimienta y la leche de soja tibia poco a poco mezclando y formando una masa. Una vez homogenizada la dejamos reposar unos minutos.

2. Nos humedecemos las manos y vamos cogiendo pedazos de masa, dándole forma de bola y aplastamos redondeando los bordes para que no se quiebre. Si veis que la masa está demasiado dura, podéis añadir un poco de agua y mezclar de nuevo, siempre en pequeñas cantidades.

3. En una sartén antiadherente añadimos un poco de aceite y vamos dorando las arepas a fuego medio durante 4 minutos por cada lado o hasta que queden crujientes y doradas.

arepas 2.jpg

Montar arepas:

Cuando la arepa se temple un poco, podemos cortar por la mitad sin llegar al final (como un pan de pita) y rellenar de lo que nos guste.

Et voilà! Que delicia y qué fácil de hacer.

Lasaña boloñesa con brócoli y calabacín

FotorCreated

Hace mucho tiempo que Jan tiene ganas de lasaña. Hace casi 1 año que no hacía una. Y hoy me levanté con ganas de hacerle un poquito más feliz.

Los que seguís el blog sabréis que Jan odia la cebolla y el pimiento, así que me las veo y deseo para hacer platos gustosos sin ellos (que son, sin duda, mis vegetales favoritos, junto con el tomate, el brócoli y los espárragos)

La verdad es que finalmente ha quedado deliciosa.

Sobre el gratinado de queso vegano, la verdad, lo hice por él, desde que soy vegana, me he acostumbrado a comer sin bechamel ni quesos, pero claro, el es Ovo-lacto-vegetariano fuera de casa y vegano en casa (ha dado el paso en menos de 1 año) y quería mimarle con algo lo más parecido posible. Si quisiera añadir, sobre los quesos veganos, que los uséis con moderación, para consumo ocasional, y os lo explica fetén en éste articulo Lucía Martínez Argüelles. No servirá para gratinar, pero si tenéis mono de quesos podéis probar a hacer ésta vegandelfia muy sencilla y rica.

Usé una soja texturizada algo más gruesa que la fina, parecida a esta, pero la compré a granel en casa perris. (En el instagram tenéis una foto de mi lista de la compra allí, para que veáis los precios)

Y el relleno, finalmente lo improvisé:

Ingredientes para 2 personas:

– 6 placas de lasaña pre-cocidas (sin huevo ni lácteos etc)
– 1/2 brócoli
– 1/4 de calabacín
– 2 dientes de ajo medianos
– 300ml de tomate natural rallado
– 4 cdas aceite de oliva virgen extra
– 40-50gr de soja texturizada mediana
– finas hierbas
– 1/4 de vaso vino blanco
– sal y pimienta
– 1/2 pastilla de caldo de verduras
– un poco de agua
– un poco de pimentón dulce
– opcional: sazonador para pollo asado (es vegano)

Para la bechamel:

– 1 cda sopera de margarina 100% vegetal o aceite de oliva virgen extra
– 1 cdta de postre de cebolla en polvo (o podemos picar 1/4 de cebolla MUY fina y sofreír a fuego muy lento con el aceite)
– sal y pimienta
– 1cda sopera de harina de fuerza
– leche de arroz (o cualquier leche vegetal sin azúcar) en cantidad necesaria (en función de cómo de líquida o espesa te guste la bechamel)
NOTA: hay quién le pone nuez moscada, pero no tenía, y tampoco me entusiasma.

Procedimiento:

1. Picamos muy fino el brócoli y salteamos con un par de cucharadas de aceite a fuego muy lento, tapándo la sartén para que se cocine con su propio vapor.

2. Pasados unos minutos podemos incorporar el calabacín picado (yo no lo pelé) y saltear otro rato. Volvemos a tapar.

3. Pasados unos minutos añadimos los ajos picados, salteamos sin tapar y añadimos el vino. Removemos bien y tapamos de nuevo. Dejamos cocinar unos minutos.

4. Cuando el brócoli esté hecho, añadimos la pastilla de caldo, el tomate triturado, un poco de agua, removemos bien, y añadimos las especias al gusto. Dejamos cocinar 2-3 minutos y añadimos la soja texturizada.

5. Removemos mientras se cocina a fuego lento hasta que la soja esté hecha, pero crujiente (no muy blanda). Corregimos de sabor y dejamos reposar.

Procedimiento para la bechamel:

1. Añadimos el aceite o la margarina a la sartén y dejamos que se desrrita o se caliente.

2. Una vez deshecha o caliente, añadimos la cebolla en polvo, sal, pimienta, y removemos.

3. Añadimos la harina, y removemos hasta deshacer.

4. Vertemos poco a poco leche vegetal formando la bechamel a nuestro gusto.

Montaje y horneado:

1. Colocamos sobre un molde para lasañas un poco de tomate triturado y aceite y pincelamos la base con el. Colocamos 2 placas y relleno encima. Repetimos el proceso hasta acabar con el relleno. La última capa deben ser placas.

2. Vertemos sobre las placas de arriba la bechamel hasta cubrir todo. Si quisiéramos usar quesos veganos, sería en este punto.

3. Cubrimos el molde de lasaña por la parte superior con papel de aluminio y horneamos a 200ºC  30 minutos.

4. Cuando queden 5 minutos para terminar de hornear, podemos quitar el papel de aluminio y gratinar.

Bizcocho Cebra o Amarmolado

20160711_191221

Empezaré diciendo que, si bien hace unos años me encantaba la repostería, hoy por hoy, imagino que por dedicarme a lo que me dedico (Dietista)  no le tengo gran aprecio.

Suelo reservar su consumo, de forma muy esporádica, cuando hay una reunión social.

En este caso, unos amigos se van de vieja a US y queríamos despedirnos dulcemente de ellos.

Recordad: éste tipo de productos, caseros o comprados, son de uso MUY ESPORÁDICO y en bajas cantidades. Por el tipo de grasas que se usan, por su contenido en azúcares (sí, da igual que digas miel, azúcar blanco, azúcar moreno, panela, sirope de ágave… TODO ES AZÚCAR y su respuesta metabólica es casi igual en todos, aunque algunos tengan menor índice glucémico) y por las harinas. (Para que un bizcocho quede esponjoso y jugoso se suele usar un tipo específico de harina.

Nos va a sobrar, porque somos 4 y aunque he procurado hacerlo pequeño, siempre se me descontrola. Así que ¿Cuál es la solución? Cortarlo en rebanadas y congelarlo, por ejemplo. O bien, el miércoles le llevo un poco a mi madre.  No porque “se vaya a poner malo” nos lo vamos a comer todo. Comed lo que necesitéis y lo demás, congeladlo.

Ingredientes para un bizcocho de 12 rebanadas:

– 3/4 de vaso de margarina 100% vegetal (no tenía aguacates, pero creo que sería estupendo cambiarlo por aguacate)
– 1 yogur de soja natural sin azúcar  (sojade, sojasun o alcampo son sin azúcar)
– 1 vaso de leche de soja sabor vainilla (la compré en carrefour, fortificada con calcio)
– 2 vasos de harina de fuerza + 1 cda sopera rebosante
– 1 cdta de postre de bicarbonato
– 2 cdtas de postre de impulsor químico
– 4 cdas soperas de panela (no le puse más porque la leche de soja vainilla ya llevaba azúcar)
– 1cdta esencia vainilla líquida
– 1 cda sopera rebosante de cacao puro desgrasado

PROCEDIMIENTO:

1. Ponemos a pre-calentar el horno a 180ºC.

2. Derretimos en el microondas en función descongelar la margarina.

3. Mezclamos leche vegetal con el yogur con el azúcar y mezclamos bien. Incorporamos la margarina derretida y seguimos batiendo.

4. Mezclamos por otro lado la harina con el bicarbonato y el impulsor.

5. Tamizamos sobre el cuenco con la margarina y leche, la harina mezclada con el impulsor, y con unas varillas vamos mezclando hasta homogenizar la masa.

6. Una vez tengamos la base, la dividimos en 2. A una le añadiremos la esencia de vainilla líquida junto con la cucharada sopera de harina, mezclamos de nuevo y reservamos.

7. A la hora le añadiremos el cacao puro y mezclamos.

8. En un molde previamente engrasado y enharinado, iremos añadiendo capas de una masa y de otra hasta finalizar. Horneamos durante 35min y pasado este tiempo comprobamos, pinchando en el centro, que está hecho.

Dejamos enfriar unas horas.